sábado, 2 de agosto de 2014

BAJO LA PROTECCIÓN DE AMÓN-RA


ACTIVAR LA GLÁNDULA PINEAL

- 2 -



Muchas Gracias a Luke por esta traducción
 
Es importante haber hecho la primera parte de la meditación antes de empezar con ésta. 
Ten en cuenta que este tipo de trabajo es seguro sólo cuando uno ya está comprometido con Enki.


Ya he hablado sobre la glándula pineal en mi blog Loveenki, pues, de hecho, esta glándula tiene un poder oculto esencial, por tanto el embate incesante de Anu contra el cerebro.

De hecho, si hablo de la glándula pineal desde un punto de vista más ocultista, diré que esta glándula se ubica en el centro de las 4 direcciones, y de las cuatro partes y direcciones del propio cerebro. Es bien sabido para todos aquellos que tienen interés en el ocultismo que los Hindúes llaman la glándula pineal: la cueva de Brahma. Brahma (imagen de abajo) quien es el dios Thot.


Sabiendo esto, parece bastante natural que el dios Ibis, el dios Lunar, el protector del sexto chakra Ajna, proteja también la glándula pineal que los científicos llaman "epífisis".

Ahora la vamos a activar. Ya hemos dado grandes saltos con la primera parte de este mensaje. Ahora, empecemos una poderosa obra energética.

LA MEDITACIÓN

Debes estar a un nivel intermedio o avanzado para hacer esta meditación.

Estás con el ritmo alfa. Por supuesto, sabes lo que hacer y cómo. Inspírale oro a tu aura, satura tus chakras con esta misma energía, presta atención a tu respiración, en resumen, estás con el ritmo alfa.

Trabajaremos con los 5 elementos. Aún no hemos desarrollado la propiedad de cada elemento nunca, pero eso no es necesario para este trabajo.

Piensa, imagina al Dios Ptah delante de ti, el protector poderoso, magnánimo e imperturbable. El Dios de los Elementos. Pídele su protección, que te acompañe durante este trabajo. Visualízalo sentado cerca de ti, sobre tu altar si estás frente a él.


Visualiza delante de ti una bolsa de luz muy pequeña, como una pequeña esfera transparente. Visualízala flotar en el aire o suspendido por manos de oro y fuego. No olvides agradecerle. Siente su presencia y su energía.

Respira profundamente. Luego haz las siguientes evocaciones de acuerdo con la siguiente secuencia. Evocar, en vez de INvocar. Así, los elementos "crudos" permanecerán fuera de ti.

Evoca el Akasha
El Akasha siempre se ve como negro o un color índigo muy oscuro. No tengas miedo. Siente su energía pacífica y poderosa. Podrías incluso percibirte flotando en medio de este espacio índigo tranquilo. 
Evoca el Akasha (éter) delante de ti. "Akasha todopoderoso, te evoco en este lugar, ven, ven". Visualiza la energía índigo aparecer allí, delante de ti.
Programa esta energía: "Akasha, activa mi glándula pineal en salud y armonía perfectas"
Visualiza esta frase inscrita en la energía delante de ti con letras doradas. 
Luego, encamina el Akasha hasta la bolsa pequeña y visualízalo allí penetrándola por completo.

Evoca el fuego
Justo como hiciste con el Akasha, llama al elemento. "Fuego todopoderoso, te evoco en este lugar, ven, ven". El Fuego aparece delante de ti. Una llama pequeña, pequeña pero bien concentrada. Siente que este fuego es el fuego primordial, no como aquel que se puede ver en una chimenea, sino como el Padre del fuego de la chimenea, él del cual todo se manafiesta. Míralo con alegría y sirenidad. Ptah lo controla.
Ahora prográmalo. Visualiza inscrito en las llamas "el fuego activa mi glándula pineal en salud y armonía perfectas". Luego, encamina la llama hasta la bolsa pequeña y visualízala allí penetrándola por completo.

Evoca el aire
Del mismo modo, vuelve a hacer el mismo proceso. Evoca el elemento aéreo. "Aire todopoderoso, te evoco en este lugar, ven, ven". Podrías percibirlo como una brisa fresca que te envuelve, un frescor, una brisa. Ahora, el elemento está delante de ti. 
Programa el elemento: "El aire activa mi glándula pineal en salud y armonía perfectas". Luego, encamina el elemento hasta la bolsa pequeña y visualízalo penetrándola.

Evoca el agua
Del mismo modo una vez más pero con el agua. Evoca el elemento ácueo. "Agua todopoderosa, te evoco en este lugar, ven, ven". El agua aparece delante de ti y sientes cuán fría está. No permanezcas mucho tiempo en contacto con ella porque hace demasiado frío. Ahora el elemento está delante de ti. Prográmalo. "El agua activa mi glándula pineal en salud y armonía perfectas". Luego, encamina el elemento hasta la bolsa pequeña y visualízalo penetrándola.

Evoca la tierra
Vuelve a hacer el mismo proceso. Evoca el elemento terrestre. "Tierra todopoderosa, te evoco en este lugar, ven, ven". Podrías percebirlo como un campo recién arado, cuyo suelo fecundo huele rico. El elemento está delante de ti. Programa el elemento. "La tierra activa mi glándula pineal en salud y armonía perfectas". Luego, encamina el elemento hasta la bolsa pequeña y visualízalo penetrándola.

La alquimia de estos 5 elementos combinados entre sí provoca un pequeño "cataclismo" en la bolsa suspendida en las manos doradas. Visualiza los movimientos, los remolinos que serpentean y extienden la bolsa. De repente, todo está muy sereno. La alquimia está tomando efecto.

Las manos doradas desaparecen, la bolsa también. Permanecerán delante de ti nomás la suma de estos 5 elementos: la energía de Vida. Una bolita chiquita, poderosa, concentrada y eficaz.

Tráela hacia la glándula pineal a través del tercer ojo. Haz esto suevemente para sentir los efectos de esta bolita energética en el chakra, y luego hazla avanzar, rodar, saltar - el método no importa - hacia el sexto chakra. Siente. Luego, trae la bolita hacia la glándula pineal. La bolita debe envolverse por completo y al mismo tiempo penetrar la glándula pineal.

Siente. Si te resulta demasiado, entonces pídele a la bolita - que tiene su propia inteligencia, la Vida - que baje su actividad. Si todo está bien, permítele hacer lo que quiera.

Muchas cosas pueden ocurrir (un enjambre intenso, una sensación mareada, la activación de las atalayas, un suspiro intenso de placer, calor intenso, la activación masiva del séptimo chakra, sonidos dentro de la cabeza, "silbatos" en los oídos, ligereza de la cabeza, etc.) o quizás nada.
Permite que pase lo que pase y no te pongas frustado. Por lo general, esta meditación debe practicarse con frecuencia, junto con el abrimiento de los chakras y el yoga para mantener constantemente activada la glándula pineal.

Al inicio, no es la glándula pineal lo que impide sino que el tercer ojo y el sexto chakra son difíciles de abrir. No olvides que normalmente abrimos nuestros chakras a través del primero y no a través de los sexto y séptimo. Es debido al sellamiento del primer chakra que estamos obligados a trabajar en el sentido contrario.
Una vez que tengas tu primer chakra bien abierto, y hayas practicado bastante un yoga diario que abra las caderas, resultará mejor hacer el proceso de acuerdo con su secuencia natural; el primero, segundo, tercero, ect. Sin embargo, se necesita tiempo para liberar el primer chakra. Así que, por ahora, sigue el proceso enseñado en este sitio web.
Pronto volveré a tocar el tema del trabajo con los chakras.

Manten contacto con la bolita cuánto quieras. Luego coloca la bolita en el chakra que quieras, generalmente los segundo, tercero y cuarto, pero si es que sientes el quinto o incluso el primero entonces obedece tus sentimientos.

Vuelve a un estado normal, estírate bien, respira, siéntete bien :)

¡GLORIA A ENKI!

¡GLORIA A AMÓN-RA!