domingo, 22 de abril de 2018


BAJO LA PROTECCIÓN DE ENKI-SATYA

 


LA VERDAD SOBRE NIBIRU



Nibiru, el sol negro y más

 ¡



Aquí estamos, por fin!


Voy a confirmar aquí cuál fue mi primera impresión y luego añadiré alguna información sorprendente.




Pero antes, quiero decir esto : no me inunden con correos electrónicos furiosos,
 afirmando que me volví loca, que los científicos dicen esto, y los otros
dicen aquello, no me importa lo que digan, lo que dicen, no es
mi problema. No responderé a estos correos electrónicos ni tampoco iré a
leer crystalink, secretbase, etc., todos ellos están a sueldo de Anu. A mí 
no me importa lo que digan los otros sitios web.  
Doy aquí, como ya lo hice
y repetidamente digo, el fruto de mis propias investigaciones y contactos. Ustedes 
son libres de creer o no, de estar de acuerdo o no.  No obligo a nadie a
leer mi blog y regresar a leerlo nuevamente. 



Este blog es, antes que nada, para la gente de Enki y para todos aquellos que tengan la 
mente abierta. Este blog es para aquellos que buscan la verdad. ¡Ciertamente, no
 para los fanáticos que quieren exorcizarme!



Dicho esto, los invito, amigos de Internet, a entrar a la verdadera
 historia de nuestros Dioses



Había una vez el sol



Muchas personas afirman aquí y allá que Saturno era un sol antiguo, hoy
 drenado. Saturno es Anu, y no importa que fuera o no un sol en
 tiempos antiguos e inmemoriales, él hoy es el
 peor enemigo de la humanidad. Además, Anu manejó la Tierra a través de sus hijos
 durante miles de años, ¿qué podría explicar que su "luz" fuera 
asociada con Saturno, frío y apagado "sol"?


Por otro lado, hace varios miles de años, otro sol habitaba 
nuestro sistema solar. 
Sí, nuestro sistema solar acogió DOS Soles dentro de él.



El primero EXO-térico, el segundo ESO-térico.



El primero "material", el segundo, espiritual.



El primero fue la manifestación tangible del segundo.  O el
tangible y el alquímico, el filosófico.



Un sol que se ofreció al ojo humano de carne, el otro 
invisible para él, pero aún así, allí.



Un sol visible, un sol OCULTO.



Exactamente como nosotros, seres humanos que somos en pequeño lo que en el universo
 es grande, tiene DOS CHAKRAS SOLARES, UNO VISIBLE, EL OTRO INVISIBLE. Uno 
en el plexo solar, el otro sobre el 7º chakra, el bien conocido
 chakra solar que Amón-Râ “lleva” sobre su cabeza en todas partes en Egipto.
 Además de la Inmortalidad que representa, este octavo chakra es Nibiru.
 Sus verdaderos orígenes.

Entonces, un día, mientras la lucha entre Enki y Anu se enfurecía, mientras 
las tropas saurias se lamían los asquerosos labios ante la idea de tantas
masacres futuras, Nibiru, cuya órbita errática cruzó la de otros 
planetas, como lo hace hoy Plutón, así Nibiru estaba acercándose peligrosamente
al sol. El nuestro, el de hoy.



De modo que Nibiru ya estaba en muy mal estado : atmósfera irrespirable, agua contaminada, un núcleo dañado. Nibiru estaba muriendo. Anu, todavía rey de
su pobre planeta, ordenó una evacuación de emergencia hacia Orión, la
 constelación de la madre de Enki.



Esta muerte que fue anunciada durante años fue, no obstante, un desastre.
 Porque, en las entrañas de este planeta, vibraba el inmenso
 conocimiento de los Anunnakis. Verdadera raza "niburiana", auténticos nórdicos". Este
 inmenso conocimiento, esta tecnología tan avanzada se escondía allí,
 protegida de cualquier intrusión exterior, de cualquier "TOMA DE CONTROL" hostil cósmica.  
Desafortunadamente, y como Ea había predicho, si el planeta se estaba muriendo, ¿cómo entonces [se podía]  recuperar a tiempo este inmenso Conocimiento ?


Anu, por supuesto, no prestó atención a los sabios consejos de su hijo a quien 
tanto odiaba.

 Este maldito Ea que siempre percibió todo antes que todos, que 
leía  el futuro, descifraba predicciones increíbles, asociaba a sus
talentos innatos una "cultura" científica inconmensurable, ¡él sería feliz 
de mandarlo al infierno!



Ea en su corazón, lo sostuvo contra su Padre. ¿Cómo podría ser tan 
inconsistente, UNA VEZ MÁS? ¿Y poner en peligro tantas joyas inigualables para las 
generaciones futuras? Acompañado de sus más fieles entre quienes estaba su
 querida Damkina, Ea penetró en el corazón del planeta, selló este 
Conocimiento con un material conocido sólo por él, porque él lo creó, y 
luego, reasegurado, regresó a sus que haceres.



Entre este bendito momento cuando Ea protegió el Conocimiento y el momento en que "Nibiru" se preparó para explotar, ocurrieron muchos eventos terribles.


Ea, quien se convirtió en Enki, había transformado la Tierra con su benevolente
 autoridad, había creado y luego directamente engendrado la Raza Humana y combatía a un padre emasculado que se había vuelto loco desde hace siglos. 
En juego : la supervivencia de la Humanidad.



¡Y el momento de sus terribles premoniciones ocurrió!



Enki reflexionó y observó a Nibiru. El pánico reinaba en todo el 
planeta. Los animales, que se convirtieron en manadas enloquecidas, cruzaron las ciudades y los pueblos,
 extendiendo el pánico y la destrucción. Los Dioses que se quedaron con Anu fueron una
 vez más enfrentando una calamidad cósmica y lamentaron no haberse unido a tiempo al único que mantendría la mente serena frente a tal cataclismo, EA.



Cuando estalló el conflicto entre el padre loco y el hijo digno, muchos
 dioses, nórdicos y dioses secundarios, espíritus y entidades provenientes de
 otros lugares, se unieron a EA, cuyo nombre significa "Aquel que domina el agua"
(el elemento Agua). Ea fue el primero de los Niburianos en acceder a la 
Inmortalidad, la VERDADERA Inmortalidad sin ayuda externa, sin ningún 
elixir, sin "semillas". No, Ea alcanzó la Inmortalidad con el
trabajo implacable de su Conciencia única.  Él había aprendido a re-codificar su
 propio cuerpo, su propio ADN, día tras día y así alcanzó la Iluminación total. Luego le enseñó a sus amigos, a sus parientes, y a todos aquellos 
que lo querían. Se había convertido en EA, la Gran Serpiente Sagrada, en homenaje a
su Kundalini, del cual la inmensidad del aura superó por mucho, el
 inmenso espacio galáctico de Nibiru.

Ea no tenía nada en común con su padre, incluso en el más mínimo detalle de 
la vida diaria. Cuando Ea se fue de Nibiru hacia la Tierra para con éxito 
completar LA misión, sus naves espaciales estaban listas desde hace un tiempo. Lleno de
provisiones, de semillas de vida, animales y plantas, instrumentos, armas 
y herramientas, Ea había organizado su partida y la de sus legiones de una manera magistral.



Y ahora, Ea, desde la Tierra, estaba siguiendo la catástrofe Niburiana. En 
el palacio de su padre había un desastre indescriptible. Como de costumbre, Anu había esperado hasta
el último minuto para actuar porque él no creía.  Una vez más, 
se dieron órdenes precipitadas, las acciones se hicieron apresuradamente y sus
 consecuencias de ninguna manera asumidas.



Ea decidió contactar a los Dioses secundarios y los guió hacia él. No
 había necesidad de instrumentos complicados, su mente haría el trabajo.  Por telepatía,
 por impresión. Ya era hora. El planeta ya estaba temblando y
 parecía caer en pedazos. Su órbita errática lo atraía hacia la
 del sol de nuestro sistema solar y un desastre inminente sucedería.



Nibiru era un planeta de oro manifestado. Su extraordinaria aura teñida
 de rojo, lo hizo increíblemente magnético. Nadie tuvo éxito en cambiar 
la mirada ante una maravilla tan suntuosa. En todas partes en la galaxia, 
incluso en algunos sistemas contiguos, nadie eludió la magnificencia de 
Nibiru. Ni tampoco la belleza de su gente. Una familia muy especial, y 
además, una familia gobernante se distinguió de entre las masas. La familia de Anu. Padre de numerosos hijos, sólo el Mayor estaba fuera del 
control paterno. Un ser con una sabiduría excepcional cuya profunda e
 intensa mirada perturbó incluso a su propio padre. Este ser poseía
 "algo específico" que era muy inquietante. Como si viniera de 
otro lugar, como si estuviera investido por la Vida misma con un
 destino específico.

 

Desde su infancia, Ea llevó consigo un conocimiento que era 
inaccesible para otros y por lo tanto, desde su más temprana edad, propuso 
soluciones a su Padre que ningún adulto hubiera pensado jamás.

 

Ea ya sabía que, un día, dejaría ese mundo por otro. Y que este planeta de luz que tanto le gustaba terminaría
 su rumbo en otra "pared dorada". Sí, en un día muy lejano, Nibiru sería para otras formas de vida "PHAETON".



Y los presentimientos de este niño prodigio se hicieron realidad hoy, pensó Enki
 con pena.  Peor aún, él tenía que destruir al propio "Nibiru / Phaeton"
antes de que se estrellara contra la Tierra y sus amados seres humanos.



Marduk estaba parado a su lado.



- Todo está listo, Padre. -simplemente dijo.


- Ve hijo mío, destruye lo que queda de nuestro planeta dorado, antes de que él
 genere el caos en todo el sistema. Si explota antes de nuestra 
intervención, todas las órbitas de los planetas se volcarán y tarde o temprano 
colisionarán... Será el fin de cualquier vida. Mi hijo, 
hijo del sol, sólo tú puedes hacer esto. Voy a acompañar cada uno de
 tus pasos.



Enki abrazó a su hijo.

  

Marduk se precipitó en su nave espacial cargada con todos los "rayos" necesarios
y se fue a luchar con todo el ardor que lo caracteriza "el dragón se vuelve loco ".



Damkina trató de contener sus lágrimas.

- Cómo decirle adiós...



- Ganará, lo sé, reaseguró Enki. Él es Marduk, por siempre el
 Puro, el Resplandeciente, el GRAN GUERRERO CELESTIAL... Los Dioses secundarios
se unen masivamente a nosotros. Anu no puede contenerlos. En cuanto a los otros,
 van a ensuciar a Orión. -murmuró ahora Enki.

El verdadero Nibiru, que realmente existió, fue destruido por Marduk en una 
batalla memorable que se convirtió en la batalla de Marduk contra "Tiamat". 



Cuando Nibiru, que se llamaría "Phaeton", - porque su aura agrietada 
tenía la forma de una carroza de fuego en el cielo -, se acercaba al sol, nuestro
 Sol presente, Marduk disparó incontables misiles directamente en su corazón. 
Diferentes misiles de tecnología muy avanzada en comparación con nuestros "misiles humanos", todavía muy arcaicos.  Él nunca falló su objetivo. El objetivo era
 explotarlo en numerosos pedazos, para que la caída de estas "piezas dispersas" hicieran el menos daño posible.



En la Tierra, todos los Dioses a cargo de las ciencias y asuntos astronómicos
 estaban luchando en pie de guerra, listos para luchar contra el más mínimo 
pedazo de Nibiru. ENFRIAR su materia nodal ANTES de que tocara el suelo 
fue vital.



Pero Marduk, digno hijo de su padre, logró su misión a la 
perfección. Se acercó por momentos tan cerca al "dragón", que Enki
 se sintió acongojado.



De ahí el mito de la batalla entre Marduk y "Tiamat". Sí. Y el
 del desmembramiento. El cuerpo disperso del "dragón", el "gigante",
 el "Titán", que forma los otros planetas, las otras vidas, resultan de
estos increíbles momentos que se extendieron a través de nuestra historia. Una vez más,
 estos miembros dispersos, este desmembramiento, evocan los pedazos del 
planeta muerto, un tipo de "restos múltiples".


Una vez más, SIN ENKI nuestra Tierra ya no estaría ahí para difundir
en nosotros su belleza y sus bendiciones. SIEMPRE ENKI HA PROTEGIDO LA VIDA,
 DONDEQUIERA QUE ESTUVIERA.



Los seres humanos de esos tiempos, narices hacia el sol, estaban mirando
 asombrados una "batalla cósmica". Cuando llegara el momento, serían 
evacuados bajo tierra porque el polvo que invadiría la atmósfera 
sería tóxico por un tiempo. Y estos seres humanos somos nosotros mismos,
 amigos de Internet. Nuestras almas en otros cuerpos encarnados fueron testigos de todos estos
 acontecimientos.



Mientras tanto, los Nórdicos se aliaron con Anu, sus sucios Grises y otras
 criaturas repugnantes se establecieron en Orión y provocaron nuevas 
devastaciones.
Afortunadamente Orión, que es inmenso, permite evitar cualquier 
"apiñamiento". La familia materna de Enki mantuvo a nuestro Padre y Dios Creador 
siempre informado sobre todas las fechorías cometidas, no por Anu en este 
caso particular, sino por los sucios engendros que él había extraído en Draco 
para crear una raza de híbridos, futura arma de destrucción masiva para nosotros.



Pero, dejemos por un momento a Orión e incluso a Marduk con su batalla
contra Nibiru / Tiamat / Phaeton.



Porque un punto crucial tiene que ser aclarado.

¿Dónde estaba este Conocimiento que Enki, en estos tiempos antiguos, encerró en 
un material conocido sólo por él?

 

Esta joya del conocimiento, es lo que llamamos hoy, en un entero semántico e 
histórico revoltijo,  el SOL NEGRO. 



Una expresión para decir "sol oculto", una palabra clave de nuestros Dioses para decirnos : la memoria del planeta Nibiru que contiene TODA LA VERDAD y 
TODO EL CONOCIMIENTO está en algún lado.

 

Este sol negro, eso es, el JUICIO FINAL, esto ES así, SÍ.



Porque, en verdad, cuando el sol negro sea reactivado por Enki, 
la totalidad de los ojos humanos realmente se abrirá, y verán con los
 ojos de sus almas, entonces la verdad real "será cegadora".

 
 
Este sol negro, rescatado por Marduk cuando atacó a Nibiru,  representa
 los preciosos restos del núcleo, la médula,  el ALMA de Nibiru. De
 Phaeton.  Sí, nuestros Dioses provienen del sol invisible, del sol espiritual, del sol vivo que era Nibiru. Es por eso que siempre les hemos apodado
 "los Resplandecientes".



Los Griegos, que ya habían sido dañados por Anu, contaron un poco sobre este
 planeta que había explotado, luego lo redujeron a un grotesco mito, a una simple carroza
 que un inconsistente hijo divino trajo demasiado cerca del sol, donde muere.



De hecho,  Marduk explotó a Nibiru para nuestra protección  y la de todos
en el sistema solar,  después de que fuera evacuado en pánico por los Nórdicos
 que se quedaron con Anu. Estos Nórdicos tan conservadores, tan estrechos de mente, tan
 atrasados que eran incapaces de administrar serenamente una evacuación, mientras que 
la catástrofe fue pronosticada desde hacía un tiempo.



Es por eso que Nibiru estaba asociado a Marduk y que incluso el planeta 
se convirtió en "Marduk". 



Es por eso que, repito una vez más, todos los mitos de la Humanidad, más o menos,
 cuentan sobre la batalla de un dios increíble contra un "monstruo furioso", ¡un " dragón de fuego "!



He aquí finalmente por qué Nibiru no llegará a nuestra órbita en el 2012 ni
 nunca, porque Nibiru explotó hace miles de años. 



Que hoy el enemigo le dé a sus malvadas naves espaciales o a su malvado plan de
 destrucción de la Humanidad, el nombre de "Nibiru" no cambiará nada.
 Nibiru, el original, ya no existe.



En adición, debido a que el sol negro nunca se encontró oficialmente, 
las tropas de Anu lo buscan en todas partes. Oye, oye ... Y nunca lo encontrarán.  Este sol negro es la puerta, el vórtice de su destrucción.  Voy a hacer un post específico sobre este tema.

Pero usted dirá, ¿y el libro perdido? 



Queridos amigos de Internet, piensan que no me dije a mí misma: ¿"qué
familia"? ¿Ustedes creen que no me sorprendió todo lo que sucedió en esta 
familia dividida en la que a veces reina una crueldad tan bárbara que yo 
incluso me preguntaba, incluso aquí, en este blog, que "conciencia" puede rimar
con "crímenes"? Pero incluso allí, todo debe ser despejado porque muchos 
de los hechos resultan ser falsos o mal percibidos. Yo voy a hacerlo.
 Porque tal es mi propósito y misión.



Aquí está aproximadamente lo que Enki me mostró y dijo:



"Sitchin fue seriamente engañado por Anu. Hay varias mentiras muy severas
en este libro. Reconozco el todo global del libro en el sentido de :
 la creación de la raza, la épica de la llegada de los Dioses a la Tierra, la batalla 
contra "Tiamat". Reconozco el todo si se lee tan gigantesca
 alegoría y sólo en estos dos casos. Por otro lado, faltan una gran cantidad de 
tabletas, algunas de las cuales fueron robadas durante la guerra en Iraq.
 El enemigo no dudó en destruir todo un país para apropiarse de 
ellas. (Enki estaba muy conmovido al decir esto. La Mesopotamia resuena
muy fuertemente en su corazón). Porque  en estas tabletas, expliqué cómo 
se alcanza el Magnum Opus. Pero sin mí, NUNCA levantarán la 
Serpiente. La Serpiente en ellos los matará.



Mi querida hija, te pido que expongas estas mentiras una tras otra.
 La Verdad debe ser dicha. Usa metáforas si es necesario, pero pasa la verdadera 
sustancia.



Los 22 arcanos del tarot que Isis entregó a la Humanidad 
esconden en ellos la auténtica epopeya de los Dioses. Ya sabes lo suficiente de estos
 secretos para explicarlos. Conozco tu integridad, sin embargo, deja de 
preocuparte por los detalles. NO IMPORTA. El peligro crece para la Humanidad cada
 día, no tenemos suficiente tiempo para pulirlos. Ve, escribe y pasa.



Mi inmenso amor por la Humanidad estallará a plena luz del día muy pronto. 
Las puertas de mi corazón permanecerán abiertas para todos el mayor tiempo posible. Entonces ellas 
se cerrarán y para algunos será demasiado tarde. ¿Por qué? 



Porque la gran destrucción del Mal habrá comenzado y cada uno
 sufrirá el destino del egregore [grupo] al que pertenezca.  Este combate 
durará hasta la total y definitiva erradicación del Mal. El derecho a
la búsqueda se le ha dado a mis Legiones. Ningún enemigo escapará. Porque nunca más
en esta galaxia, la Vida tolerará tal caos, tal infamia, 
tal desorden. 



La matanza del mal comenzará en el 2012. Así no tendrás que
confiarte  en las apariencias, lo que te hará creer que nos movemos hacia atrás
cuando ellos se mueven hacia el frente. NO. Ganamos la guerra "arriba", vamos a ganarla 
"abajo". 



Manténganse  fuertes, hijos míos, tener confianza, luchen, ataquen al enemigo a través de
los rituales tanto como sea posible.



El tiempo se acelera. El final del ciclo está cerca. Mucha gente habla en
 mi nombre cuando pertenecen a Anu.  Tengan cuidado, tengan cuidado. Mis Dioses y Yo siempre hemos estado con ustedes. Yo habito sus corazones para siempre. Paz para 
ustedes, mis hijos, reciban todo mi amor."



Pero entonces ¿por qué inventar este "Nibiru" que ya no existe?



Se llama una "farsa".



Inventando la llegada de Nibiru a nuestro sistema, usando varios nombres 
para designarlo, asociándo lo con un cometa, luego con una nave espacial 
(cuál fue mi primer presentimiento), al difundir la confusión y el desorden, como
de costumbre, información y desinformación, el propósito era hacer creer
 que si Nibiru era falso, todo lo demás era falso, y Enki con 
eso.  Todas estas mentiras deliberadamente incorporadas con algunas verdades, 
con el fin de destruir una vez más a Enki, la imagen de Enki, para desviar a sus
 hijos de Él. Por supuesto, si su planeta no existe, entonces, 
¿de dónde viene Él? ¿De ningún lado? ¿De la imaginación de Sitchin?



La desilusión habría sido tan terrible para los seres humanos. No 
hay Padre. No hay Enki porque no hay Nibiru.



Pero la Verdad no se puede detener más. La Verdad no se puede ocultar
por más tiempo.



¡GLORIA A ENKI Y A NUESTROS DIOSES PARA SIEMPRE!